info.audiohiend@gmail.com

Hi-Fi y Hi-End Audio

Visita nuestra sección HI-FI UTIL para obtener el mejor rendimiento de tu equipo de alta fidelidad.

 
Hi-Fi y Hi-End
Hi-Fi útil
Fabricantes
Publicaciones
Software
Historia
Forever Hits
Blog D-audio
e-mail


Próximos artículos

Estamos trabajando en el siguiente contenido:

- Acústica de salas

- Diseño y estudio
de salas de audio domésticas

- Las conexiones balanceadas en equipos de audio

- Cómo valorar las especificaciones de un equipo de audio

- Aislamiento mecánico de
sistemas de audio

- Editores de audio

- Parlantes

- Formatos de audio de alta definición



Contacto:








.

AVISO IMPORTANTE:

Este sitio será dado de baja a partir del 27/09/2014. Las cuentas y páginas en redes sociales también serán eliminadas a partir de esa fecha. El dominio estará disponible en NIC.ar una vez finalizado el proceso de baja.

El motivo del cierre del sitio es la falta de tiempo para su actualización, la nula colaboración para el mantenimiento y creación de contenido, y el arancelamiento del dominio .com.ar

Dedicaré mi tiempo y energía a otros proyectos. El correo electrónico info.audiohiend@gmail.com seguirá estando disponible para quienes quieran solicitar material o compartir experiencias.


Historia
Sony Elcaset (1976)


Comenzamos aquí una recorrida por la historia de los formatos físicos de audio, tal vez para mí uno de los temas más apasionantes. Veremos en detalle, uno a uno, formatos como el disco de vinilo, el cassette, el DAT, el CD, el Minidisc y el SA-CD, entre otros. Para empezar, un invento que tal vez muchos recordarán y otros se enterarán por primera vez que tal cosa existió. Otra genialidad de una firma japonesa que es líder en innovación tecnológica de audio.

En 1976, Sony patentó un nuevo tipo de cinta magnética de audio en formato de cassette compacto. Lo llamó Elcaset (sí, así como suena). Las principales diferencias con respecto al formato de cassette de Philips eran las siguientes:

- La cinta era el doble de ancha - 6 mm. (1/4 pulgada), en lugar de los 3 mm. (1/8 de pulgada) del cassette compacto de Philips.
- Se reproducía al doble de velocidad - 9,5 cm/s, en lugar de los 4,75 cm/s. del cassette compacto de Philips.

Aunque la calidad ofrecida por Elcaset era muy superior a la del formato de Philips, el sistema de Sony no pasó de ser una mera curiosidad. Llegó demasiado tarde, justo cuando el formato de cassette compacto de 1/8 pulgada estaba en pleno apogeo.
El hecho de que Sony no haya tenido éxito en el mercado con varios de sus inventos no significa que sea una compañía que fracase en todo lo que hace, sino que han sido capaces de innovar en muchas campos y de lanzar cosas nuevas que no siempre han funcionado como esperaban. Más allá del fracaso comercial, lo cierto es que Elcaset era un formato realmente muy bueno y de una calidad de sonido admirable.
Lo que Sony quería era competir y reemplazar al (hoy) mítico cassette de Philips, cosa que, desde luego, nunca consiguió. Intentando superar las limitaciones de la cinta de cassette, como el nivel de calidad de sonido, creó un formato muy similar a la de éste, pero de un tamaño mucho mayor: 15 x 10 x 2 centímetros. La cinta en su interior era de 6,3 milímetros de ancho y avanzaba a 9,5 centímetros por segundo, lo que le permitía ofrecer una mayor frecuencia y un mejor rango dinámico al sonido que su competidor. Elcaset disponía de cuatro pistas, dos en cada cara para ofrecer sonido estéreo. Pero estos avances no fueron suficientes para competir en el mercado. Al hecho de que el precio era más elevado que el del cassette de Philips, se le unió que este último mejoró mucho sus características con el uso de nuevos materiales en las cintas, como el dióxido de cromo, y éstas se empezaron a fabricar con mayor calidad. Elcaset era, además, mucho más grande y, por lo tanto, más difícil de manejar y de almacenar, y solo tuvo un relativo éxito entre los audiófilos de la época.


Sony
abandonó el sistema en 1980, vendiendo todas las unidades restantes a una compañía finlandesa, la cual las distribuyó en ese país, donde consiguió venderlas todas gracias a un precio muy ajustado. Se distribuyeron diversos modelos del reproductor/grabador, entre los que encontramos el EL-7 o el EL-5, que disponían de un control remoto, e incluso hubo un modelo de reproductor portátil, el EL-D8.


Hi-Fi y Hi-End
Claves para elegir un receptor A/V de gama media

El notable descenso de precios en los reproductores de DVD y la creciente oferta de operadores de televisión digital están haciendo posible que cada vez más usuarios cuenten con un sistema audiovisual de altas prestaciones. El amplificador o receptor A/V es, sin duda, el centro de este sistema, proporcionando la conectividad y amplificación multicanal necesarias para obtener el máximo rendimiento de todas las fuentes de sonido digitales y analógicas. A continuación veremos algunos factores que hay que tener en cuenta antes de elegir el más apropiado.


1) Receptor o amplificador

La mayoría de las soluciones integradas de amplificación A/V incluyen un sintonizador de radio AM/FM, algunos de los cuales ofrecen una excelente calidad y prácticamente todos con RDS. Sin embargo, cada vez es más frecuente ver modelos que descartan esta prestación, apostando por un conjunto de posibilidades en el terreno audiovisual. Si se dispone de un buen sintonizador, un buen cable de interconexión y espacio suficiente para colocar ambos equipos, en la misma gama de precios un amplificador A/V es la opción más acertada.


2) Decodificador incorporado y entradas 5.1 (también válido para 6.1 o 7.1)

Existen amplificadores y receptores que, siendo compatible con títulos codificados en Dolby Pro-logic Surround (el veterano sistema envolvente analógico) incorporan un juego de entradas 5.1 que permite la conexión de un DVD u otro dispositivo que disponga de decodificador de audio multicanal. Es posible encontrar este tipo de equipos a un precio muy atractivo, aunque conviene tener en cuenta que sólo será posible conectar un único dispositivo en ese tipo de salidas. Por otro lado, con los formatos de audio de alta definición en el mercado (DVD-Audio y SA-CD) es conveniente que aunque el amplificador cuente con decodificador, disponga también de un conjunto de entradas 5.1 analógicas complementarias.

>> leer artículo completo


Hi-Fi y Hi-End
Comparativa: CD vs. MP3

El debate sobre los distintos formatos de grabación/reproducción musical es un asunto recurrente en el mundo de la Alta Fidelidad. Ya sea en los ámbitos aficionado y profesional, como en las revistas del sector, cada tanto aparecen defensores, o detractores, de algún formato en particular.
Por ejemplo, los adictos al vinilo forman un grupo relevante en el sector audiófilo y es habitual escucharlos argumentar que el agrado con el que escuchan sus LP's no lo proporciona de ninguna manera la misma música presentada en formato digital. Otro grupo importante lo componen los amantes de la cinta analógica, especialmente como medio de grabación. Nunca dejan de recordarnos que, bien cuidados, los soportes magnéticos y los aparatos, tanto de grabación como de reproducción, pueden proporcionar un sonido de calidad superior a la que comunmente se reconoce.
Y luego interviene la industria electrónica promocionando los formatos digitales de alta definición: el SA-CD y el DVD-Audio. Ambos sistemas en guerra entre si y en lucha desigual frente al rey de los formatos: el CD-Audio y sus dos pistas PCM/44100 Hz/16 bits. El CD suele ser el formato abandonado a su suerte en los debates audiófilos, sin grupo especial que lo apadrine; aunque es lógico que esto sea así, ya que realmente su papel dominante en el mercado discográfico le permite defenderse por sí solo.
Por último, queda el grupo de los formatos "comprimidos" (con o sin pérdidas de información): toda la plétora de codecs digitales abanderados por el nuevo soberano del almacenamiento de música grabada, el MP3. Realmente, cuando se debate sobre la calidad sonora de estos formatos, pasamos a un mundo diferente del de los anteriores: su flexibilidad, su calidad "a la carta", la disponibilidad de codificadores/decodificadores, son los criterios dominantes a la hora de decantarse por ellos. Pero estos son aspectos ajenos al mundo de los demás formatos.

>> leer artículo completo



Hi-Fi y Hi-End

El subwoofer y su importancia


El subwoofer es un subtipo de altavoz activo en general- aunque también existen algunos modelos de antaño pasivos- de vía única diseñado para reproducir, aproximadamente, las dos primeras octavas (las más graves, normalmente entre 20 y 80 Hz)2 del total de 10 audiofrecuencias. Los subwoofer pretenden, por tanto, complementar los altavoces convencionales de dos vías que nunca cubren la primera octava (de 20 a 40 Hz) y con frecuencia sólo alcanzan a reproducir los componentes más agudos de la segunda (de 40 a 80 Hz).
Típicamente, los subwoofer domésticos integran en sus versiones más simples una fuente de alimentación potente (normalmente entre los 100 VA y 1 kVA dado que en ocasiones pueden circular potencias eléctricas superiores a 10 AMPS por la bobina del transductor), un filtro pasa bajo activo, protecciones de sobrecarga, un amplificador integrado y un único parlante de pequeño, mediano o gran diámetro según sea la potencia , marca y modelo. El diseño y material del cual está hecho el subwoofer es mucho más importante que los parlantes para medios o agudos, pues de eso depende la funcionalidad del mismo y la acústica dinámica que pueda desarrollar, por lo que son ampliamente recomendables los de gabinete de madera sellada y que poseen un fondo más extenso que su ancho y alto.


>> leer artículo completo



Hi-Fi útil
Cómo probar los altavoces de un equipo de audio

¿Qué es el ruido blanco y cúal es la fuente del mismo? Simplemente es el ruido que se escucha al azar entre dos frecuencias de radio. Este ruido al azar posee características en su espectro y en el tiempo que no tiene la música, incluso cuando ésta esté muy bien grabada. La música está variando en amplitud y en frecuencia de manera constante. Supongamos que alguien tratara de hacer una evaluación con música. La prueba consistiría, por ejemplo, en reproducir un CD de audio (lo que llamaremos fuente de sonido A) y a la vez grabar esta música (y así obtener la fuente de sonido B), para luego comparar la grabación (fuente B) con el sonido del CD original (fuente A). Al tratar de realizar una comparación entre las dos fuentes sonoras la prueba de evaluación se convertiría en una experiencia frustrante. Sin embargo, el ruido blanco que se escucha al azar siempre se percibe de una manera uniforme. En una prueba entre A y B hecha con ruido blanco al azar, se puede emplear el silbido que se escucha entre dos estaciones de FM o el que se recibe al sintonizar un canal de televisión por el cual no se efectúan transmisiones. Desde luego, también existen en el mercado discos de prueba que contienen este ruido o el mismo se puede crear con aparatos generadores de señales. Además de que el ruido blanco le facilita realizar una evaluación precisa en los componentes electrónicos de grabación, el mismo también le será útil para determinar la condición del sistema de altavoces. Aunque este tipo de prueba no le permitirá determinar de una manera concreta y absoluta el rendimiento de los altavoces, por lo menos sí le permitirá detectar diferencias entre un par de altavoces. Estas diferencias no se hacen evidentes ordinariamente cuando se está reproduciendo la música. En la mayoría de los sistemas de altavoces para un sistema estereofónico se presumen que ambas unidades sean idénticas. No obstante, en la práctica es probable que ambos no suenen tan parecidos el uno al otro como se supone.

>> leer artículo completo



Hi-Fi y Hi-End
Potencia: ¿ RMS o PMPO ?

¿Cómo se define la verdadera potencia en un amplificador? El término "potencia" siempre está presente cuando hablamos de audio y sonido. Sin embargo, muchas veces no se identifica claramente la forma en que el fabricante especifica la potencia de los equipos, sobre todo cuando de amplificadores se trata. Lo primero que debemos tener claro para definir la potencia de un amplificador es que existen varias formas de hacerlo y habitualmente se usan dos: Potencia RMS (Root Mean Square), que traducido al español sería Raíz Cuadrada de la Media, y Potencia PMPO (Peak Music Power Output), equivalente a Salida Máxima de Potencia Musical, que en algunos equipos profesionales es llamada máxima potencia dinámica y es aproximadamente un 40% superior al valor RMS. La pregunta es: ¿Por qué razón en los equipos de audio domésticos la potencia PMPO es entre 15 y 25 veces superior al valor de la RMS citada por el fabricante? Cuando hablamos de potencia RMS nos estamos refiriendo al nivel medio y constante de la potencia que entrega un amplificador de audio, por eso si nos mencionan el término "vatios reales" debemos saber que están haciendo referencia a la potencia RMS. En otras palabras, cada vez que nos indiquen que el amplificador tiene 100 vatios RMS sabremos que nos hablan de su potencia real. Por otro lado, lo que nos indica el valor PMPO es la máxima potencia musical que podría entregar un amplificador de audio, pero atención: potencia PMPO también es una sigla que se usa para especificar la máxima potencia que puede soportar un parlante por un periodo pequeño de tiempo, menor a 5 ms. Usualmente los parlantes pueden soportar breves picos muy altos en relación a la potencia RMS, que soportan en forma contínua sin sufrir daños. Este valor, que es una característica propia del parlante, es el que incluyen algunas marcas como potencia PMPO y lamentablemente como característica de todo el sistema, pero en realidad nada tiene que ver con la potencia del amplificador, ni la RMS, ni la de pico, ni la dinámica; razón por la que este valor en ningún caso podrá darse. Otra de las grandes diferencias que presentan es que el RMS es un valor que fácilmente se puede calcular por una fórmula matemática, mientras que el PMPO (del parlante) es un valor que no tiene fórmula alguna, sino que es una comprobación empírica que hacen algunos fabricantes de parlantes a sus productos.

>> leer artículo completo


Software de audio
Formatos de compresión de audio


La música ha acompañado nuestras vidas desde que la historia tiene memoria. Sin bien hoy en día existen cientos de diferentes géneros y estilos, el objetivo siempre ha sido el mismo: el disfrute del oyente. La llamada "era de la información" en la que vivimos no ha cambiado ese objetivo en absoluto; al contrario, lo ha maximizado. Esto se debe, en gran parte, al excelente trabajo que hace Internet permitiendo compartir todo tipo de datos, en este caso música. Pero nuestro placer no sería el mismo sin los formatos de compresión de audio que lo hacen posible. Antes de explicar en detalle cada formato repasaremos algunos conceptos básicos. Al igual que en cualquier tipo de compresión de datos, existen dos grandes categorias donde podemos agrupar a los diferentes formatos. La primera, denominada lossless, abarca a todos aquellos formatos que no pierden claridad ni calidad al comprimirse, pero que ocupan una mayor cantidad de espacio en el disco duro. La otra categoría, llamada lossy, engloba a aquellos formatos que (al comprimir el audio) sacrifican calidad por espacio en disco. No hace falta aclarar que los formatos del tipo lossy son los que más éxito han tenido, especialmente uno que todos conocen: el MP3. Sin embargo, algunos formatos lossless son muy utilizados por técnicos de sonido y entusiastas de la calidad. En la compresión de sonidos se deben tener en cuenta dos cosas. Una de ellas es el tiempo de muestreo, que almacena la tensión del audio en intervalos regulares como, por ejemplo, 44.100 veces por segundo para un CD. La resolución en que se almacena ese tiempo de muestreo es el segundo punto por considerar, que puede ser, por ejemplo, de 16 bits. La técnica más utilizada para realizar algoritmos lossy de compresión de audio es la llamada perceptual noise shaping, que se basa en las limitaciones del oído humano para eliminar aquellas partes que sean innecesarias. En cambio, los algoritmos lossless generalmente utilizan aquellos presentes en ZIP y GZIP, pero optimizados para comprimir audio.


>> leer artículo completo


Artículos




Recursos


iSound Solutions : deja que la música te encuentre

Willy Pastrana ai S.A. : Home Theather, Hi-End, asesoramiento

Audiostore : Audio, video y Home Theather

Wullich
: Audio, video y Home Theather

Moon Audio
: Componentes de audio para el hogar

Audio Nirvana
: Consejos, compra-venta, links y experiencias en audio

Audio-Video
: Lista de correo española de audio y video

audiodirectory.nl


thestereoshop


Rane Professional Audio Reference 

Doctor Pro Audio 

Diccionario de Términos Audio-Vídeo


Audio Links 

MPEG Pointers and Resources 

Audio Loop 

The Virtual Times Audio Links 






Solicitudes



Si desean solicitar artículos sobre algún tema en particular por favor enviar un e-mail y en breve lo publicaremos.


Visitas:

Audiófilos conectados:

Ultima actualización: SEPTIEMBRE de 2014
- Copyright (C) 2012/2014 - www.audiohiend.com.ar -